¿Puede doler la cabeza a causa de una glándula tiroides?

protection click fraud

Toda la información del sitio se proporciona únicamente con fines informativos. Asegúrese de consultar a su médico antes de aplicar cualquier recomendación. La automedicación puede ser peligrosa para su salud.

¿Puede doler la cabeza a causa de una glándula tiroides? Muchos pensarán que no hay conexión entre ellos. De hecho, existe una relación directa entre la glándula tiroides y la cabeza, que se manifiesta en diferentes casos.

¿Puede doler la cabeza a causa de una glándula tiroides? Muchos pensarán que no hay conexión entre ellos. De hecho, existe una relación directa entre la glándula tiroides y la cabeza, que se manifiesta en diferentes casos.

Información general sobre la enfermedad.

La cefalea suele localizarse en la región frontal y periorbitaria. El paciente experimenta un malestar que recuerda un poco a una migraña. Solo el 5-10% tiene un mayor riesgo de ataques epilépticos, ya que las hormonas proporcionan una disminución en el umbral convulsivo.

Una vez que se restablece el nivel eutiroideo, el número de convulsiones disminuirá notablemente. Si un paciente desarrolla un caso grave, especialmente en el contexto de una crisis tirotóxica, debe buscar inmediatamente la ayuda de un médico. Existe la posibilidad de anomalías vegetativas (fiebre, hipertermia, taquicardia). El problema es que el cuadro clínico se asemeja a la encefalopatía tirotóxica, que se manifiesta en forma de confusión de pensamientos, agitación psicomotora, delirio, reemplazando estupor.

instagram viewer

En algunos pacientes, la cabeza "se niega a trabajar" y se produce un coma. En tales casos, es aconsejable considerar los síntomas neurológicos, los síndromes bulbares y las convulsiones. En el contexto de los cambios en las hormonas tiroideas, el paciente puede desarrollar insuficiencia cardiovascular aguda.

La tiroiditis es una inflamación que se diagnostica en el área de la glándula tiroides. Por lo general, los médicos diagnostican la tiroiditis autoinmune crónica. A medida que avanza la enfermedad, la mayoría de los pacientes pierden la función de las glándulas y se produce hipotiroidismo, que requiere tratamiento quirúrgico. Se pueden distinguir las razones del dolor de cabeza: tiroiditis aguda, subaguda, crónica.

El dolor agudo se desarrolla en el contexto de un proceso infeccioso o una lesión. La forma subaguda está asociada con las consecuencias de las infecciones virales. Como regla general, el buen sexo está enfermo a la edad de 30 a 50 años. La forma autoinmune está asociada con una naturaleza autoinmune, cuando comienzan a producirse anticuerpos contra los componentes de la propia glándula.

La tiroiditis supurativa aguda se manifiesta en forma de dolor severo en el cuello, que se irradia a la región occipital, mandíbula inferior y superior.

Cualquier movimiento de la cabeza o al tragar aumenta el dolor. La temperatura corporal del paciente aumenta, los escalofríos y los ganglios linfáticos comienzan a hincharse.

¿Qué necesitas recordar?

La tiroiditis subaguda se asocia con dolores de cabeza que se localizan en el occipucio. Además, el paciente presenta dolor en la región temporal, mandíbula inferior, aparece dulzura y disminuye la actividad motora. Si no afecta la enfermedad, el paciente desarrolla somnolencia, disminución de la actividad y estreñimiento. La glándula comienza a doler y a crecer de tamaño.

Tan pronto como comienza la etapa de recuperación, el dolor disminuye drásticamente. La progresión de la enfermedad está plagada de la aparición de hipotiroidismo. Los órganos del cuello apretados provocan no solo dolor de cabeza, sino también dificultad para respirar y tragar. En la etapa inicial, es posible que el problema no se sienta. En el futuro, los órganos comienzan a contraerse, lo que conduce a un deterioro del estado general.

Con el tiempo, la cantidad de hormonas tiroideas disminuye, lo que afecta negativamente los procesos metabólicos de todo el organismo.

Cuando se encuentran los primeros síntomas de la enfermedad, debe buscar la ayuda de un endocrinólogo de inmediato. Cuanto antes se diagnostique el problema, antes podrá comenzar el impacto específico. La autoselección de medicamentos y el descuido de la propia salud están plagados de problemas. Si el paciente siente dolor de cabeza durante un período prolongado, es necesario comprender la causa de la aparición.

El uso de anestésicos solo complicará el diagnóstico. Los pacientes deben prestar atención a todos los detalles. Al observar todas las recomendaciones del médico, puede restaurar rápidamente la condición de la glándula. Esta es la única forma de lograr una recuperación rápida.

  • Compartir